Estatutos de RABiD

Definiciones preliminares

A continuación se definen algunos términos que emplea el presente documento:

Biblioteca digital
Un espacio virtual que facilita el acceso y la generación de conocimientos. A través de dicho espacio virtual, se realizan una o varias de las siguientes funciones: crear, dar acceso, difundir, organizar, investigar o preservar contenidos culturales o científicos, facilitar el aprendizaje colaborativo y ofrecer servicios de recomendación y asesoría para la consulta de colecciones digitales.

Acceso abierto
La disponibilidad gratuita de contenidos por medio del Internet, bajo condiciones que permiten su lectura, descarga, reproducción, redistribución e impresión para fines académicos o no comerciales.

Software libre o de código abierto
Software que se difunde bajo términos que permiten, sin o con pocas restricciones, su uso, reproducción, análisis y redistribución. En concreto se reconoce como libre o de código abierto cualquier programa de computadora cuya licencia ha sido avalado por la Iniciativa de Código Abierto o la Fundación del Software Libre.

Principios, objetivos y actividades

La Red Abierta de Bibliotecas Digitales (RABiD) es una organización1 que agrupa a instituciones e individuos interesados en la construcción y aprovechamiento de las bibliotecas digitales.
RABiD considera que la cultura y el conocimiento son patrimonio de toda la sociedad, y busca fomentar su generación, libre difusión y amplio aprovechamiento.
Con esta finalidad la RABiD persigue los siguientes objetivos específicos:

  • establecer una red de colaboración entre bibliotecas digitales;
  • facilitar la generación, consolidación y ampliación de bibliotecas digitales;
  • fomentar la aplicación de los principios de acceso abierto en la difusión de todos los contenidos.

Los objetivos a su vez se aterrizan en tareas concretas; a continuación, una lista no exhaustiva de las actividades actuales de la RABiD:

  • permitir el acceso federado a colecciones, catálogos u otros servicios digitales, bajo esquemas legales compatibles con el acceso abierto;
  • fomentar la interoperabilidad de sistemas y formatos de metadatos;
  • generar interfaces de acceso y servicios de recomendación compartidos;
  • desarrollar, implementar y compartir software y metodologías de trabajo;
  • generar documentos y publicar acerca de dicho software y metodologías;
  • impartir cursos y proporcionar asesoría;
  • colaborar con otras redes de bibliotecas y proveedores de contenido abierto; y
  • fomentar la adhesión de nuevos miembros.

La palabra "abierta" en RABiD se refiere no sólo al fomento al acceso abierto, sino también a nuestra intención de mantener criterios flexibles para la inclusión de nuevos miembros y respetar la diversidad en las formas de trabajo y necesidades de todos los integrantes de la red.

Compromisos que suscriben los miembros

Al formar parte de la RABiD las bibliotecas digitales adquieren los siguientes compromisos:

  • Siempre que sea posible, difundir bajo esquemas de acceso abierto todos los contenidos, y siempre hacerlo, sin excepciones, cuando la difusión de los mismos se realiza con el apoyo (económico o de asesoría) de la RABiD.
  • Siempre que sea posible, difundir bajo esquemas de software libre o código abierto el software que se desarrolla, y siempre hacerlo, sin excepciones, cuando el desarrollo del mismo se realiza con el apoyo (económico o de asesoría) de la RABiD.
  • Compartir sin restricciones las metodologías y experiencias de trabajo.
  • Participar en las reuniones y votaciones de la RABiD.

Estructura orgánica y procedimientos

Para las actividades que requieran de una personalidad jurídica, la RABiD se apoya en las de sus integrantes y de la Coroporación Universitaria para el Desarrollo del Internet (CUDI).

Elegibilidad y adhesión

Para ser miembro de la RABiD una institución o individuo debe:

  • Proporcionar datos básicos, tales como: dirección física y virtual, actividades, personalidad jurídica, y nombres de los responsables de las actividades a desarrollar dentro de RABiD.
  • Cumplir con la definición de "biblioteca digital" que se menciona en el primer apartado de este documento, o tener en puertas proyectos que próximamente permitirán dicho cumplimiento.
  • Indicar claramente los recursos o proyectos con los que contribuirá a la Red
  • Ser dado de alta como miembro por el coordinador de la RABiD.

RABiD se inició con el apoyo de la CUDI, con el fin de consolidar esfuerzos de diversas instituciones mexicanas en el área de bibliotecas digitales. Es recomendable que los miembros de RABiD sean al mismo tiempo miembros de CUDI (o de una red academica similar en otro país) ya que en esta condición se disfruta de diversos apoyos, como es el acceso a recursos de RABiD a través de una red de alto desempeño2.

Actividad y participación de los miembros

Se establecen dos categorías de membresía en la RABiD: activa e inactiva.
Todo miembro de RABiD se considera activo inicialmente después de su adhesión.
Para permanecer como activos los miembros deben asistir a las reuniones generales programadas y desarrollar las actividades propuestas para contribuir a la Red. La ausencia por más de un semestre conlleva la pérdida de la categoría de miembro activo, la cual puede recuperarse con una participación constante en las reuniones generales durante un semestre.
Únicamente los miembros activos pueden participar en la toma de decisiones de la Red.

Terminación de membresía

Un individuo o institución deja de formar parte de la RABiD en cualquiera de las siguientes circunstancias:

  • Al solicitar la terminación de su membresía.
  • Al dejar de existir.
  • Por violación grave de los principios o compromisos de la RABiD, suceso que debe ratificarse por mayoría de dos tercios de los miembros activos de la RABiD.

Reuniones

Debe llevarse a cabo cuando menos una vez cada tres meses una reunión general de la RABiD, sea presencial o por videoconferencia. Las reuniones deben anunciarse con al menos tres semanas de anticipación, excepto en circunstancias extraordinarias. Las votaciones para cambiar los estatutos, elegir el coordinador, terminar una membresía, o cualquier otro asunto de importancia para toda la red, sólo pueden realizarse durante una reunión.

Coordinador

Una vez al año se elige el coordinador de la RABiD, cuyo papel es estar al pendiente de las actividades de la red, hacer sugerencias para mejorar el funcionamiento de la misma, mantener el registro de miembros y asegurar las condiciones operativas para las reuniones y votaciones.

Modificación de los estatutos

Estos estatutos pueden modificarse por medio de una votación de dos tercios de los miembros activos de la RABiD.

Notas

1. Dado que RABiD no cuenta con personalidad jurídica, el término "organización" no debe entenderse en un sentido legal.
2. Se aclara que, si bien resulta más eficiente el acceso a los recursos por medio de dicha red, éstos se encuentran abiertos a cualquier usuario con conexión Internet.

Inicio ^